Advertisement

Escultura de la cultura Tiahuanaco

Esta civilización se caracterizó por ser sin duda, maestros del arte, pues se ve reflejado en toda la escultura de Tiahuanaco. Y es que los monumentos que se observan hoy en día fueron realizados con gran cuidado y detalle, lo que deja en evidencias que cada monumento fue planificado con anterioridad. Si quieres saber más sobre cada escultura, acompáñanos y descubre la historia tras de ello.

Características de la escultura Tiahuanaco

La principal característica de la escultura Tiahuanaco se centra en que las grandes creaciones eran confeccionadas en piedra (litoesculturas). Cabe destacar que la roca utilizada en esa época era muy resistente, así que los Tiahuanaquense debieron desarrollar herramientas en diversos materiales, para que lograran esculpirlas.

Otro dato interesante es que las esculturas median entre 2 y 7,3 metros, y solían embellecerlos tallando adornos en la parte frontal, por ejemplo, incorporaban faldas y cinturones.

Advertisement

Asimismo, muchos monumentos destacan por tener rasgos humanoides, representando básicamente el 40% de la escultura. Y también se pueden evidenciar algunas creaciones con características animales.

Principales esculturas de la cultura Tiahuanaco

La cultura Tiahuanaco es famosa por realizar diversas e impresionantes esculturas que sirvieron para adorar y complacer a los tantos Dioses que adoraban. Si quieres conocer más, aquí te mencionamos las esculturas más relevantes:

Monolito Bennet

El monolito de Bennet, también conocido como el monolito Pachamama o Estela 10, es la escultura más grande construida por esta cultura antigua. Las características son las siguientes, mide alrededor de 7,3 metros de alto, de ancho alcanza los 1,2 metros. El peso es de 20 toneladas, pues fue esculpida en una sola piedra de arenisca roja.

En cuanto a la apariencia es antropomorfa, es decir, es humanoide, y en uno de sus brazos sostiene un kero (vaso ceremonial). Para los nativos la figura representa a una Diosa (deidad mujer).

Advertisement

Monolito Ponce

Este monolito, conocido como Estela Ponce o Estela 8, es otra obra levantada por los Tiahuanacos. Debe su nombre al arqueólogo Carlos Ponce quien descubriría tan magnífica escultura. En cuanto a las características, mide 3 metros de alto y 0.8 de ancho. El cuerpo está cubierto con grabados, donde se distingue peces, cóndores, cabezas e incluso se aprecian hombres con alas.

En relación con su relevancia cultural, algunos piensan que era un jefe de la cultura, mientras que otros opinan que fue un importante sacerdote.

El Fraile

El Fraile es otro monolito que describe la importancia de las autoridades de la cultura Tiahuanaco. Y es que este monolito es una escultura de un hombre tallado en arenisca, con 3 metros de altura. Es importante destacar que en la mano derecha se aprecia que los dedos están al revés, además, sostiene un bastón y vaso ceremonial, y su rostro evidencia lágrimas.

Portada del Sol

Sin duda la puerta del Sol como también se le conoce, es la obra arquitectónica más relevante de esta cultura. Ya que fue esculpida en piedra traquita (material muy duro y resistente), puesto que es considerada un enorme monolito con las siguientes dimensiones, 4 metros de ancho y 3 de alto y pesa aproximadamente 10 toneladas.

Advertisement

En toda la estructura suele apreciarse diversas figuras, como por ejemplo, en la parte superior se encuentra el Dios Wiracocha. El cual está esculpido en alto relieve, pues se observa que el Dios está elaborado con máximo cuidado al detalle y en la cara se observa que la Deida está llorando.

Cabe mencionar que debido a la relevancia cultural, todas estas esculturas fueron decretadas patrimonio de la humanidad por la Unesco en el año 2000.

Advertisement

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios en la web Política de Cookies