Advertisement

Religión de la cultura Nazca

El ser humano se diferencia de otros seres vivos por su capacidad innata de adorar algo o a alguien, satisfaciendo así las inclinaciones espirituales inculcadas en el interior de su ser. A lo largo de la historia se ha evidenciado esta característica única de los seres humanos incluso en culturas ancestrales tales como la cultura Nazca, la cultura andina pre-inca, del Antiguo Perú entre 200 a.C. Y el 650 d.C.

¿Cómo era la religión de la cultura Nazca? Y, ¿Qué o que adoraban? En este artículo responderemos esta pregunta.

Deidades en la cultura Nazca

La civilización Nazca practicaban el politeísmo, basado en la creencia en diversas divinidades que emanaban según su propia creencia de los cuatro elementos naturales, a saber, Aire, Tierra, Fuego y Mar. 

Llama la atención que a pesar de rendir culto a varios dioses también tenían como deidad al dios creador, que, en el ámbito de la mitología religiosa, éste era el responsable de la creación del mundo y del universo, concepto que maneja el monoteísmo.  

Advertisement

Para los pueblos Nazca y Paracas Kon era considerado el dios creador del mundo. En las pinturas y artesanías encontradas se le pinta zurcando los aires, con una máscara felina, sosteniendo alimentos o cabezas trofeo. 

También temían al dios destructor llamado Boto, a quien le conferían el poder de extinguir a toda una civilización de no granjearse su aprobación. Se le representaba como un ser híbrido, mitad felino, mitad ave y pez.

Los pobladores de la provincia de Nazca afirmaban que sus dioses vivían en la cima de las montañas y que adoptaban la forma de aves tales como los cóndores que sobrevolaban las alturas. Quizás debido a ello lograban explicar la creencia de situaciones místicas en esa zona. 

De hecho, se consideraban estas aves, es decir, los cóndores como intercesoras entre la divinidad y el pueblo para cumplir los fines ceremoniales como veremos más adelante.

Advertisement

Impacto de la religión en la cultura Nazca

El conjunto de creencias, normas y ceremonias religiosas influyó en el diario vivir de dicha civilización andina, hasta el punto de atribuir el éxito del trabajo por parte del agricultor Nazca y cosechar el fruto de sus labores si estos contaban con el beneplácito de sus dioses. 

Para obtener el favor de las deidades: obtener suficientes lluvias y evitar las temidas sequías de sus acueductos fueron construidos varios templos piramidales y otras construcciones en honor a estos "poderosos". Su principal centro religioso estaba ubicado en la ciudad de Cahuachi.

Adicional a ello también efectuaban diferentes rituales, entre ellos ofrecían holocaustos humanos en sus ceremonias religiosas, dejando el cadáver expuesto al aire libre para que fuera consumido por la "naturaleza" o más bien los cóndores. También practicaron la momificación de los difuntos.

Una de las expresiones artísticas atribuidas en parte a sus creencias religiosas fueron las conocidas Líneas de Nazca, caminos de los dioses. 

Advertisement

Al repasar el destacado papel de la religión de los Nazca nos deja ver que las necesidades del ser humano no han cambiado a lo largo del tiempo, siguen siendo las mismas, las necesidades no sólo materiales sino también las espirituales, teniendo estas últimas un gran impacto en la sociedad humana.

Advertisement

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios en la web Política de Cookies